Que  serían mis dientes  sin mi boca,

Que  sería mi boca  sin mis dientes,

No puedo imaginar lo que  serían…

Los unos, sin la otra.


Pero el cómo, el cómo me atormenta,

Es la obsesión que vuelve cada noche,

Cómo  serían mis dientes y mi boca,

Si al dibujar mi boca una sonrisa

los dientes que asomaran fueran otros.


Otros, que muestren su hermosura,

Sin vergüenza, sin miedo y sin mesura.


Paz